Saltear al contenido principal

¿De qué están hechos los cristales de Swarovski? (Respuesta detallada)

Los cristales de Swarovski existen desde hace más de un siglo y se han hecho un nombre en el mundo de la joyería. La razón por la que son una especie de marca son sus cristales brillantes y relucientes que dan un brillo parecido al de un diamante real.

La gente también compra joyas de cristal Swarovski porque son una alternativa asequible a los diamantes y otras piedras preciosas.

Con su estatus en el mercado, la gente quiere saber de qué están hechos los cristales Swarovski. Intentaremos responder eso en este artículo, así como hacerle saber qué los hace tan únicos.

No olvides consultar nuestra última publicación: ¿Se empañarán las joyas de cristal Swarovski? Apuesto a que sabrá mucho de esta publicación sobre cómo proteger sus joyas de cristal Swarovski.

¿De qué están hechos los cristales de Swarovski?

La realidad es que nadie sabe de qué están hechos los cristales de Swarovski. Todo lo que es común es que los cristales de Swarovski son un tipo de vidrio hecho de varios ingredientes. Incluyen arena de cuarzo, potasa, carbonato de sodio y 32 por ciento de plomo rojo.

El pionero de la fórmula fue Daniel Swarovski, hijo de un cortador de vidrio, cuya visión era crear «un diamante para todos». Quería hacer cristales que tuvieran el brillo y el brillo de un diamante, pero eso era mucho más asequible.

Eso llevó a Daniel a inventar la máquina cortadora de vidrio eléctrica. Lo que hizo que fuera particularmente inusual que incluso obtuviera una patente, ya que podía cortar vidrio con extrema precisión y exactitud. Hay uniformidad en los cristales de Swarovski que ves; no importa el tamaño, todos se cortan y tienen la misma forma.

El ingrediente que lo hace posible es la potasa (sal rica en potasio). Agregar potasa a la tiza en el proceso de fabricación de vidrio revolucionó la industria del vidrio en ese momento. Hizo drásticamente el vidrio transparente y maleable para facilitar la forma.

Aunque sabemos lo que hacen los distintos ingredientes, la ración que produce los cristales perfectos sigue siendo un secreto. También es probable que haya avances tecnológicos que la empresa haya adoptado y de los que no sepamos nada.

La combinación precisa que hace este vidrio sigue siendo un secreto familiar casi ciento treinta años después. Durante cinco generaciones, la familia ha mantenido la empresa en funcionamiento y no tiene planes de parar. En todo caso, siempre están innovando y expandiéndose.

La empresa sigue trabajando para que produzcan cristales con un índice de refracción elevado. Con la máquina inicial, todavía pueden crear facetas que reflejan y doblan la luz en diferentes direcciones para producir ese brillo. Después, el cristal se pule para obtener el producto final.

Otra cosa que la marca agrega a sus cristales son los recubrimientos químicos metálicos. Este revestimiento debutó en 1955 en el escenario principal del mundo bajo el cristal de Christian Dior que le dio el efecto “Aurora Borealis”. Lo que eso significa es que tenía tonalidades cambiantes multicolores del arco iris muy similares a las que se ven en la aurora boreal.

A partir de entonces, el recubrimiento químico metálico se ha hecho popular.

¿Dónde se fabrican los cristales Swarovski?

Daniel Swarovski nació en la actual República Checa, entonces llamada Bohemia. En 1892, después de obtener una patente, estableció el factor de cristal en Wattens, Austria.

La empresa ha estado ahí hasta el día de hoy. El motivo de la ubicación eran los ríos alpinos cercanos que proporcionan la energía hidroeléctrica que utilizan para alimentar las máquinas de corte de cristal.

Es en el mismo lugar donde se fabrican sus piezas de joyería. Incluyen aretes, collares, broches, anillos, pulseras, colgantes, relojes y más. A lo largo de los años, también han ampliado su línea para incluir gafas de sol, estuches para teléfonos, adornos, accesorios para el cabello y otros artículos adornados con cristales Swarovski.

Tampoco es raro encontrar otras marcas que tengan cristales Swarovski. Eso es porque producen su metal y luego obtienen los cristales de Swarovski. Estas marcas incluyen Christian Dior, Chanel, Christian Louboutin, Alexander McQueen, Louis Vuitton, Elsa Schiaparelli y más.

Si desea saber más sobre Swarovski, puede visitar Swarovski Kristallwelten (Crystal Worlds) con sede en Wattens. Cuenta con exposiciones de edificios y jardines que incorporan cristales de Swarovski de diversas formas. Aunque los cristales de Swarovski se fabrican en Austria, puede buscar en línea las tiendas dentro de su área o puede realizar una compra en línea.

¿Es seguro usar el cristal de Swarovski?

En general, podría preocupar a la gente saber que hay un 32 por ciento de plomo en los cristales de Swarovski.

Sin embargo, el plomo contenido en el metal no es el mismo que el del vidrio.

No son transferencia de plomo del cristal al cuerpo y, por lo tanto, es absolutamente seguro. En todo caso, es el plomo lo que le da al cristal de Swarovski el brillo y el brillo que tiene.

¿Qué tienen de especial los cristales Swarovski?

Hay varias razones por las que los cristales Swarovski son tan especiales. El primero es el brillo, y eso lo ha convertido en sinónimo de cristales de vidrio de alta calidad en el planeta actual. Durante mucho tiempo, la empresa ha podido crear ángulos para sus joyas que reflejan mejor la luz.

Hoy en día existe tecnología informática que puede hacer eso con aún más precisión. Para el ojo inexperto, los cristales de Swarovski pueden parecer diamantes reales, y eso es lo que los hace especiales. Puede tener el brillo de un diamante por una fracción del precio.

Un aspecto por el que hay que valorar la marca Swarovski es su voluntad de evolucionar y adaptarse a los tiempos.

Se han mantenido al día con los diseñadores y amantes de la joyería década tras década para establecerse como líderes de la industria. Swarovski también puede imitar otras piedras preciosas que, debido a la tecnología y la mezcla de vidrio que utilizan, es difícil distinguirlas de las reales.

Con los mismos medios, pueden fabricar cristales de cualquier forma imaginable, desde la clásica hasta la única.

¿Merecen la pena los cristales de Swarovski?

La excelencia con la que se fabrican los cristales de Swarovski hace que valgan la pena. Usted sabe que está hecho con una tecnología increíble y, a medida que pasan las décadas, su línea de joyas y cristales solo pueden mejorar. En el mercado, se han establecido como la marca de referencia para aquellos que buscan diamantes por un precio.

Las piedras están hechas a la perfección y se asemejan a los diamantes, con la única diferencia de que Swarovski está hecho por humanos y es mucho más barato que el diamante formado en tierra.

Además, no solo los diamantes que Swarovski puede imitar; También puede obtener otras gemas preciosas similares, como zafiros, rubíes y esmeraldas.

Cuando compara el precio con el real, los cristales de Swarovski lo valen. A pesar de que están diseñados en una fábrica, tiene la seguridad de que la calidad y el estilo serán exquisitos.

Si bien los cristales de Swarovski valen la pena, debe tener cuidado con los imitadores. Es difícil para la persona promedio distinguir lo real de lo falso.

La mejor manera de protegerse es comprando artículos únicamente a un distribuidor autorizado de Swarovski. Si lo ha encontrado en un pequeño quiosco en un centro comercial que no siempre está ahí o que no está afiliado a una marca más grande, entonces lo que probablemente tenga sea una imitación.

Si desea aprovechar todo el potencial de sus joyas de Swarovski, debe cuidarlas bien. Siga los consejos del fabricante sobre cómo cuidar las joyas específicas que ha comprado.

Un ejemplo es no permitir que los cristales entren en contacto con agua u otros productos químicos, ya que se desprenderán. En su lugar, use un paño suave y seco para quitar la suciedad y pulirla también.

Beneficios de llevar cristal Swarovski

Para aquellos que creen en lo metafísico, los cristales de Swarovski tienen muchos beneficios. Pensaron que el vidrio tiene una energía similar a todo en el universo.

Se dice que el vidrio es una mezcla de los cuatro elementos, es decir, fuego, aire introducido en el elemento tierra, que luego forma un líquido que se enfría y se moldea.

También está el aspecto de la luz. Se dice que la energía contenida en su interior tiene la capacidad de transformar la energía negativa en positiva. Es por eso que la gente comprará prismas facetados de Swarovski o bolas de cristal para limpiar su energía y la de los demás.

Además, se cree que el uso de cristales de Swarovski puede aliviar los dolores físicos, como los dolores articulares, la artritis.

A nivel emocional, se cree que los cristales también ayudan a restaurar la salud emocional de quienes padecen depresión. Los cristales de colores individuales son su propio poder.

Puedes consultar los catálogos de colores para conseguir el que se adapte a tus necesidades.

Sin embargo, si está buscando un cristal con todo incluido, puede obtener uno con un revestimiento metálico, ya que refracta todos los colores.

Conclusión

Los cristales de Swarovski siguen siendo un misterio con respecto a la combinación exacta de elementos de los que están hechos.

No es malo que sea así; en todo caso, se suma al atractivo que la marca ya tiene.

La conclusión es que sabe que está obteniendo productos de calidad que incluso las marcas de alta gama avalan.

Por último, puedes vivir el sueño de que Daniel Swarvoski comenzó un diamante para todos.

Para más publicaciones, visite esta página para obtener más.

A Fashion Blog
Volver arriba