anillos de matrimonio cartier

Anillos de boda y compromiso – Historia de los anillos matrimoniales

Desde hace muchos siglos los anillos de boda y compromiso han sido el símbolo principal para el matrimonio. Este accesorio se lo regalaba el novio a la novia como premisa de confianza para ser una buena acompañante el resto de su vida. Además era una marca para los demás hombres del pueblo, aquella mujer no podía ser seducida por otro hombre. Con el paso de los años las alianzas de boda han ido evolucionando, aunque lo que simboliza sigue siendo prácticamente lo mismo.

Los anillos de boda en la antigua cultura

Los egipcios fueron los que se iniciaron en el tema de los anillos de boda y compromiso. Como todos los demás los egipcios entregaban este accesorio como forma de confiar en su inminente esposa. Esta costumbre se expandió con el paso de los años a otras culturas, así pues los siguientes fueron los griegos. Estos en vez de entregarle el anillo directamente a la mujer se lo entregaban al padre de la novia como símbolo de respeto. Esto es lo que viene siendo pedir la mano de la hija hoy en día.

anillos de boda y de compromiso

Los romanos fueron los siguientes

El Imperio Romano no iba a ser menos y también contrajo esta costumbre. Así los romanos regalaban a sus futuras esposas un anillo, este tenía que ser de oro. Como con los griegos, los anillos de boda y compromiso se lo tenían que entregar primero al padre de la novia, para así pedir su mano. Los romanos se llevaban mucho por la sociedad, el que dirán, por ello el anillo solo se utilizaba en lugares públicos, así la mujer podía “fardar” de tener un marido de la alta sociedad. Una curiosidad es que una vez casados los hombres le regalaban un segundo anillo, este tenía forma de llave y servía para muchas utilidades dentro de los deberes de una ama de casa de aquellos tiempos.